Todo sobre aceites

Aceite de trufa

El aceite de trufa es un ingrediente cada vez más utilizado en la cocina moderna. Numerosos chefs la incorporan como complemento esencial en sus recetas. La finalidad es transmitir los atributos sensoriales de la trufa.

La trufa es el fruto de un hongo subterráneo, que se cría en asociación con las raíces de ciertos árboles denominados “truferos” (roble, avellano, encina, entre otros). Es un hongo muy escaso y preciado.

En cuanto a su color, el aceite de trufa tiende a variar entre verde y amarillo, con diferentes tonos claros y oscuros. Suele utilizar como portador el aceite de oliva.

Su mayor uso se debe en parte a que es un aceite cada vez más fácil de conseguir, a un precio razonable si tenemos en cuenta el precio de la trufa fresca.

Recetas y usos populares del aceite de trufa

Es utilizado casi en su totalidad como un aceite de acabado, es decir, se rocía al final de la preparación  para dar un sabor y aroma únicos al plato. Se aplica en pequeñas cantidades, la regla número uno en su uso es tener cuidado de no pasarse de cantidad. Si lo utilizas para cocinar, es importante también no someterlo a altas temperaturas para que no se vea comprometido el sabor.  Algunos de los usos más populares en la cocina son:

  1. Realzar el sabor de las frutas frescas. Las trufas de Borgoña y de verano tienen un sabor más agradable que la trufa de invierno. Para realzar su sabor con aceite de trufas negras o blancas, se debe rociar directamente sobre el plato. Es uno de los usos más populares y favoritos por muchas personas.
  1. Preparación de platos de pastas, rissotos, patatas o polenta.  La combinación de sabores es un deleite al paladar, puede utilizarse aceite de trufas blancas o negras. Se considera uno de los principales usos de este aceite.
  1. Preparar una vinagreta. Puede prepararse una deliciosa vinagreta para utilizar como aderezo de ensaladas, trufas de verano, carnes, quesos duros, entre otras comidas. Para esto, basta con mezclar una o dos cucharadas de aceite de trufa con aceite de oliva, vinagre o jugo de limón, pimienta, mostaza y sal.
  1. Preparar una deliciosa pizza. Para los amantes de las pizzas, es posible adicionar este aceite a la masa, dando un sabor único y diferente.
  1. Carne Carpaccio. Es un aceite muy utilizado en la preparación de carnes. Una receta sencilla consiste en combinar una carne de ternera, rúcula, parmesano, aceite de oliva, limón y añadir finalmente el aceite de trufa para una combinación de sabores majestuosa.
  1. Preparación de muchos vegetales. Buen aliado ara todas las personas que gustan de combinar verduras en sus comidas.
  1. Huevos y aceite de trufa. Las formas de preparar huevos con aceite de trufa son muy variadas, ya sea una tortilla de queso o unos huevos revueltos, sin importar la forma se le considera un delicioso emparejamiento.
  1. Diversos platos con hongos. Muchos platos con hongos son preparados haciendo uso de este aceite para mejorar el sabor, por ejemplo; deliciosos rissotos de hongos, setas, sopas, polentas, etc.
  1. Trufas y patatas fritas. Esta adición no podría faltar en los usos más populares del aceite de trufa, una vez haya terminado el periodo de cocción se rocía el aceite y se añade sal para disfrutar de unas ricas patatas.

Cómo preparar aceite de trufa casero

Al momento de preparar un aceite casero, puede hacerse de trufas negras cuyo sabor es más rico, ya que la preparación con trufas blancas es más delicada. Se debe utilizar un aceite base a gusto de cada quien, una buena recomendación sería aceite de oliva, posiblemente el rey de los aceites.

Antes que nada, es muy importante hacer mención de un aspecto muy delicado, especialmente algunos riesgos que pueden presentarse en caso de no utilizarse de forma correcta. La conservación del aceite de trufa es corta, se recomienda elaborar una cantidad pequeña y consumirla rápidamente, ya que de lo contrario se abre paso a la toxina del botulismo, conocida como -Clostridium botulinum-.

Ingredientes necesarios:

  • Una taza de aceite de oliva extra virgen.
  • Frasco esterilizado con tapa estéril.
  • 1 cucharada de virutas de trufas frescas, también puede hacerse uso de ½ cucharadita de trufas secas o salmuera. Solo se debe escurrir bien antes de su uso.

Pasos a seguir:

  • Se pica la trufa en pequeños trozos, y se añade al aceite.
  • Se debe añadir la mezcla en el frasco y agitarlo bien durante una semana.
  • Se almacena en un lugar oscuro y fresco.
  • Al final de la semana, el aceite estará disponible para su uso.
  • Una vez que se abre puede almacenarse por un mes aproximadamente, conservándolo en el refrigerador.

Otra forma para aromatizar el aceite haciendo uso de las trufas negras es confitando unos trozos en aceite de oliva por un par de horas a una temperatura de 60-65° C.  Se deja enfriar y se cuela el aceite para retirar los restos.   La composición siempre variara, según la proporción en la que se utilice el aceite y la trufa.

Dónde comprar aceite de trufa online

Tienes varias opciones y tiendas gourmet en internet. Amazon también tiene una selección de aceites de trufa bastante interesantes.


Artículos relacionados: