Todo sobre aceites

Aceite de Orégano

El orégano (Origanum vulgare) es un arbusto de origen Mediterráneo, muy apreciado en la gastronomía por sus cualidades aromáticas y por su efecto como hierba medicinal. Es considerado -junto al ajo- uno de los antibióticos naturales más potentes.

El aceite esencial es extraído de sus hojas frescas por medio de destilación al vapor. Cuanto más frescas sean las hojas, menos volatilidad de compuestos se produce, obteniéndose un aceite de orégano muy rico en propiedades, con más de 60 principios activos beneficiosos para el organismo.

Origen

Para encontrar los primeros usos de esta planta tenemos que remontarnos a la antigua Grecia, donde se utilizaba para tratar todo tipo de infecciones en la piel, heridas o incluso para proteger los alimentos de bacterias.

Es originaria principalmente de la Europa Mediterránea, creciendo sobre todo en zonas altas, aspecto que justifica que etimológicamente sea también conocida como  “placer de las montañas”.

Composición

Cada uno de sus componentes proporciona propiedades únicas y valiosas. Entre ellos podemos destacar  el carvacrol, cimeno, timol, ácido rosmarínico, cariofileno, pineno, bisaboleno, acetato de geranilo, borneol, linalol, terpineno, acetato de linalilo.

A continuación detallamos un poco más los principales componentes:

  • Carvacrol – Estudios han demostrado las propiedades antimicrobianas del carvacrol.  Tan potente es su efecto que suele ser utilizado para la conservación de alimentos. Con su utilización se ha demostrado una mejora eficaz en el tratamiento de la Candida Albicans, E. Coli, el hongo Aspergillus, guardia, Staphylococcus, salmonella, y listeria.
  • Terpenos – Tienen una potente acción antibacteriana. En la naturaleza también los encontramos en los árboles de pino y ayudando a generar su olor característico.
  • Timol – Es un fungicida natural, con interesantes propiedades antisépticas. Es utilizado en algunos productos como ingrediente activo, como en el caso del enjuague bucal. Se caracteriza por fortalecer el sistema inmunitario, estableciendo una barrera ante diversas toxinas potencialmente dañinas y previniendo de esta forma el daño a los tejidos.
  • Naringina – Esta sustancia es la responsable del sabor amargo. A su vez, posee un potente efecto antioxidante y ayuda a prevenir muchas enfermedades y procesos cancerígenos.
  • Ácido rosmarínico – Otra sustancia de efecto antioxidante. Es el principal protector frente a los radicales libres y, con ello, la prevención de múltiples enfermedades. Se le considera un potente antihistamínico natural. Entre los principales usos destacan la prevención de la arteriosclerosis, asma, retención de líquidos, ataques de alergia.
  • Beta-cariofilina – Sustancia que participa de forma beneficiosa en los procesos inflamatorios, incluyendo las condiciones de arterosclerosis, osteoporosis, artritis, y síndrome metabólico.
  • Además suministra gran variedad de vitaminas y minerales, destacando su contenido en vitamina E, A, C, B3 (niacina), zinc, magnesio, calcio, manganeso, hierro y potasio.

Propiedades del aceite de orégano

Su marco de actividad es muy extenso, teniendo actividad y siendo eficaz como antiviral, antimicótico, antioxidante, antiparasitario, antiinflamatorio, antialérgico, entre otras.

Son muchas las propiedades medicinales y también muchas sus formas de aplicación. Podemos aplicarlo sobre la piel a través de otro aceite portador (por ejemplo, aceite de coco), podemos también incorporarlo a nuestra dieta en pequeñas dosis a modo de suplemento o incluso utilizarlo de forma aromática, uso que se ha hecho bastante popular recientemente.

Por tanto, si resumimos la actividad y aplicaciones de este aceite tenemos:

  • Expectorante – es utilizado para aliviar los síntomas respiratorios, disminuir la acumulación de secreciones mucosas, flema e incluso como un potente antiinflamatorio de los pulmones y garganta. Se le considera un bálsamo muy efectivo, tratando y previniendo a su vez múltiples condiciones y enfermedades respiratorias.
  • Antibacteriano – no sólo combate virus, también se encarga de combatir y proteger al cuerpo de numerosas infecciones bacterianas. Muchas enfermedades son de este tipo, brindando una mayor protección frente a infecciones del colon, cólera, ulceras, infecciones de la piel y del tracto urinario.
  • Antiinflamatorio – el aceite esencial de orégano puede tratar cualquier tipo de inflamación, tanto externa como interna, según su modo de empleo. Puede ser aplicado directamente sobre la piel para tratar condiciones en zonas específicas como artritis, dolores musculares, o aliviar cualquier lesión mediante masaje directo. Ingerido también ejerce esta actividad antiinflamatoria.
  • Anti-fúngico – Los hongos son temidos por ser bastante rebeldes y resistentes en muchas enfermedades. Pueden ocasionar incluso infecciones mortales en diferentes zonas del cuerpo: garganta, nariz, oído, etc. Utilizar el aceite de orégano vía tópica o ingerido sirve de barrera frente a infecciones fúngicas.
  • Antiviral – Es utilizado para proteger al cuerpo de infecciones virales, resfriados, sarampión, viruela, paperas, además de otras afecciones comunes causadas por virus. Estimula la producción de leucocitos, principal línea de defensa del organismo.
  • Antioxidante – Posiblemente una de las propiedades principales y más importantes de este aceite, ya que protege al cuerpo de los radicales libres. A la vez que los neutraliza favorece la regeneración de los tejidos ya dañados. De esta manera participa en múltiples situaciones, previniendo el envejecimiento prematuro, las arrugas, protegiendo al cuerpo de diferentes tipos de cáncer, trastornos nerviosos, pérdida de visión y audición y otros efectos de los radicales libres.
  • Antialérgico – otra de las propiedades del aceite de orégano es su capacidad para prevenir las alergias. Al ser utilizado como un sedante natural puede calmar la hipersensibilidad frente a ciertos estímulos, brindando un sentimiento de bienestar y alivio de estos síntomas.  El conocimiento de esta propiedad puede resultar vital e importante, especialmente frente a casos graves como un choque anafiláctico.

Mejores usos para el aceite esencial de orégano

  • Beneficios para la piel – se aplica en la piel mejor tras diluirlo con algún aceite portador, como es el caso del aceite de almendras dulces, aceite de jojoba, coco, entre otros, en una proporción aproximada de 10 gotas por cada dos cucharadas de aceite portador.   De esta forma, se le considera un remedio efectivo para tratar el herpes labial, los dolores en las articulaciones, dolores musculares, psoriasis, enfermedades inflamatorias de la piel, hongos en uñas o diversas zonas del cuerpo.  Se debe evitar el uso en pieles rotas o muy sensibles, debido a una posible irritación.
  • Eficaz repelente de insectos – el carvacol, uno de sus compuestos, constituye un repelente natural por excelencia. Puede ser aplicado sobre superficies o directamente sobre la piel.
  • Protección contra microorganismos nocivos – el aceite de orégano cumple una función protectora frente a microorganismos invasores. En algunos estudios se comprobó cómo el aceite de orégano conseguía la desaparición completa de determinados microorganismos nocivos en el cuerpo.
  • Favorece la acción de los antibióticos – la resistencia a los antibióticos es uno de los problemas más serios que los médicos e investigadores se enfrentan en la actualidad. El excesivo y mal uso de los antibióticos que hacemos hoy en día favorece que cada vez más cepas bacterianas sean resistentes a estas drogas. El aceite de orégano nos ayuda ya que es un antibiótico natural muy eficaz frente a hasta 25 bacterias distintas, entre ellas el estafilococo.
  • Como fuente importante de nutrientes – Normalmente no se le considera un multivitamínico, pero es una fuente de nutrientes de gran importancia  y aporta numerosas vitaminas y minerales. Puede ayudar a suplir la carencia de ciertos nutrientes.
  • Digestivo – mediante el aumento de la secreción de los jugos gástricos,  favorece la digestión y la absorción de los nutrientes. Esto incluye la mejora del tránsito intestinal.
  • Alivia los síntomas de la menstruación – Un beneficio adicional para la mujer, especialmente aquellas con períodos dolorosos e irregulares. También alivia los síntomas negativos de la menopausia.
  • Luchar contra los signos del envejecimiento – Ralentiza el deterioro celular y frena los síntomas del envejecimiento. Gracias a su generosa fuente de antioxidantes, resulta un aliado en la regeneración celular, muscular y el mantenimiento óptimo del sistema nervioso.
  • Para adelgazar – Una de las propiedades más conocidas de este aceite es su capacidad para atacar la grasa no deseada. El componente que desencadena esto es el carvacrol, que actúa reduciendo la irritación en el tejido adiposo a la vez que modula los genes. Estudios realizados en roedores demostraron la eficacia en la reducción del colesterol y los triglicéridos en sangre.
  • Para combatir las alergias – sus propiedades calmantes y terapéuticas resultan muy atractivas para combatir las alergias. Representa una alternativa natural muy importante, proporcionando un verdadero alivio en diversas situaciones leves y no tan leves.
  • Para aliviar malestares – los dolores musculares y articulares son muy comunes y pueden volverse muy molestos y peligrosos. La aplicación por vía tópica garantiza una buena absorción del aceite y ayuda a prevenir muchas molestias y a aliviar los síntomas generales de estas condiciones.

Si se quiere aplicar en masajes se prepara una mezcla 50/50 con otro aceite portador como aceite de oliva, por ejemplo.  Es un remedio efectivo para cualquier lesión o molestia.

  • Para tratar el mal aliento – la halitosis afecta a muchas personas, conllevando prejuicios importantes para quien la padece. Las cualidades aromatizantes del aceite lo hacen una buena opción para tratar de forma natural múltiples problemas orales, desde el mal aliento hasta las aftas bucales, problemas con las encías, etc.

Algunas formas de usar el aceite de orégano

Debido a su alta concentración, el aceite esencial de orégano debe ser utilizado de forma diluida. Esta proporción puede ser de 1:3 o 1:2. Utilizarlo de forma no diluida puede ocasionar irritaciones en membranas, mucosas y en la piel. Es posible comprar el aceite diluido y listo para el uso/consumo.

Teniendo en cuenta eso destacamos aquí algunos de usos más importantes:

  • Para tratar el dolor de muela puede untarse en una gasa 2 gotas de aceite y frotarse en la zona afectada.
  • Para aliviar dolores musculares, articulares, torceduras u otros tipos de lesiones se aplica un masaje sobre la zona afectada con la dilución de aceite de oliva.
  • Para combatir el pie de atleta se puede sumergir la zona en un baño especial con dos cucharadas de aceite de orégano.
  • Para suministrar por vía oral, la dosis estudiada científicamente es de 200 mg tres veces al día, durante el transcurso de 6 semanas. De esta forma es un remedio efectivo para tratar parásitos intestinales.
  • Para suministrar por vía sublingual, es necesario diluir el aceite 50/50, para esto puede utilizarse un cuentagotas y aplicar de 1 a 2 gotas del aceite diluido debajo de la lengua. La dosis indicada al día es de 500 mg, cuatro veces durante el día para lograr aprovechar todos los beneficios.
  • Se pueden realizar gárgaras con la misma composición del aceite utilizado para el uso sublingual.
  • Mediante vapor e inhalación, con el propósito de tratar infecciones de tipo respiratorio. Se añaden gotas de aceite en una olla con agua hirviendo. Con un paño alrededor de la cabeza se acerca la olla, lo suficiente para evitar quemarse. Se debe repetir varias veces para descongestionar las vías nasales y la garganta.

Es muy utilizado en la elaboración de remedios caseros como mascarillas, pasta para los dientes, champú, desodorantes, entre otros. Es importante tomarlo en cantidades moderadas y consultar siempre a un especialista para comprobar dosis y prevenir cualquier posible efecto secundario.

Mezcla con otros aceites

Puede mezclarse de forma beneficiosa con un gran número de aceites esenciales como el romero, manzanilla, lavanda, ciprés, té de árbol, eucalipto, bergamota, entre otros. Todas estas combinaciones son utilizadas muy a menudo, en especial en aromaterapias.

Efectos secundarios

Cuando se toma en altas dosis o concentraciones puede ocasionar una irritación de la mucosa o la piel. Como advertencia especial, se debe evitar el uso en mujeres embarazadas o en período de lactancia. Debido a la influencia hormonal puede ocasionar riesgos potenciales para el bebé, incluyendo un aborto espontáneo.

Además, en caso de presentar alergias, se debe consultar al médico o realizar una prueba leve en la piel. Personas que presentan alergia a la albahaca, menta, salvia, o lavanda son generalmente alérgicas al orégano y por ende a su aceite esencial.

También hay que replantearse su uso en los siguientes casos:

  • Diabetes: debido al efecto en la reducción de los niveles de azúcar en la sangre, las personas con esta enfermedad deben tener precaución.
  • Ante una cirugía: el riesgo al sangrado aumenta de manera significativa con el consumo de este aceite esencial, por lo cual se aconseja evitar el uso al menos dos semanas antes de una cirugía programada.
  • Trastornos de coagulación: las personas que presentan trastornos en la coagulación deben regular el uso, debido al potencial riesgo de sangrado.

Posibles interacciones

El litio interactúa con el orégano en el cuerpo. Debido al efecto diurético del aceite esencial de orégano, podría perderse el equilibrio en la eliminación de este compuesto, dando lugar a efectos secundarios graves. Se recomienda la consulta previa con un especialista de la salud en caso de estar consumiendo litio.

Mejores opciones de compra


Tal vez te interese: