Todo sobre aceites

Aceite de Menta

Históricamente podemos encontrar una gran gama de usos para la menta como aceite esencial, habiendo sido usado durante más de dos siglos en la antigua Roma y Egipto. Muchas culturas han usado este aceite, no solo por su típica fragancia mentolada, también como honesto símbolo de hospitalidad. El aceite de menta es de gran popularidad en la medicina por sus grandes beneficios terapéuticos.

¿Qué es en realidad el Aceite de Menta?

Cuando hablamos de aceite de menta hablamos del derivado de las hojas de la planta de la menta, un híbrido de las plantas de menta acuática y de la hierbabuena. El aceite esencial se usa con frecuencia como remedio casero para problemas de estómago, dolor de cabeza o muscular. Este aceite lo podemos encontrar también en cápsulas como suplemento.

Beneficios y usos del Aceite de Menta

Con frecuencia podemos ver que el aceite de menta suele usarse en la aromaterapia o en algunos aceites esenciales que promueven la salud. Algunos estudios que se han realizaron encontraron que la aromaterapia tiene gran efectividad a la hora de aliviar la ansiedad, el dolor y el vómito, así como sirviendo de ayuda para mejorar la memoria.

El aroma de este aceite ha demostrado que mejora la memoria y aumenta el estado de alerta. Se han descubierto además propiedades de tipo antiviral, antimicrobianas, antioxidantes, fungicidas, analgésicas, radioprotectoras y antiedema.

Vamos a contaros otros usos que se le suele dar al aceite de menta:

  • Alivio de los problemas de estómago: El aceite de menta es una alternativa a medicamentos como el Buscopan, reduciendo los espasmos del colon. El alivio del dolor abdominal se produce al hacer posible que el gas cruce de forma sencilla. Además, también hace más llevaderas las indigestiones y los malestares estomacales.

Otras investigaciones que se han realizado, muestran que este aceite tiene efectividad a la hora de mejorar los síntomas del intestino irritable. La menta que contiene altas concentraciones de mentol es dos veces más potente como aceite esencial disminuyendo los espasmos del músculo liso y bloqueando los canales de calcio en el intestino.

  • Beneficios Respiratorios: El aceite de menta se puede usar también como expectorante y para descongestionar, pudiendo despejar las flemas cuando se masajea en el pecho o lo inhalamos mediante un vaporizador.

 

Hablamos de un aceite esencial que podría dar grandes beneficios a las personas que tienen tuberculosis. Los investigadores se dieron cuenta que cuando se inhalaba, el aceite ayudaba a que disminuyera la inflamación producida por la tuberculosis, previniendo que el trastorno empeorase o se repitiera.

Otro uso interesante es el que puede tener contra el asma, pues contiene ácido romarínico, que colabora a frenar a las sustancias químicas que producen las inflamaciones y ocasionan tal condición.

  • Alivio del dolor: La menta tiene grandes beneficios y entre ellos está el tratamiento del dolor. Puede ser de ayuda para aliviar el dolor de los músculos o cuando lo usamos en un masaje o se añade al agua del baño. Untarse unas gotitas en la muñeca o inhalar su aroma reduce el dolor de cabeza.
  • Efectos altamente positivos contra el Cáncer: El aceite de menta es capaz de sustituir a los medicamentos que buscan la náusea inducida por la quimioterapia.
  • Tratamiento de infecciones por Herpes: Este aceite tiene un eficaz efecto contra el virus del herpes que se muestra resistente frente a los medicamentos cuando lo aplicamos de forma tópica. Por su naturaleza lipofílica, el aceite de menta atraviesa la piel, por lo que es un tratamiento indicado en la infección del herpes. Si utilizamos aceite de mente en el sarpullido del herpes zoster, disminuyen los dolores.
  • Salud de los dientes: Al extracto se le conoce por su efectividad mayor que la sustancia química llamada clorhexidina a la hora de prevenir el desarrollo de la biopelícula que ayuda a la caries. Previene el mal aliento.
  • Salud en el cabello y la piel: Si mezclamos el aceite de menta en lo champús, lociones o aceites para masaje, daremos a estos productos propiedades antisépticas y antimicrobianas. Todo ello ayuda a mejorar el cabello encrespado. El aceite de menta puede ayudar a segregar aceite en la piel, previniendo el acné. Además, sana los labios partidos, siendo un ingrediente para usar en los ungüentos para labios.
  • Eficacia luchando contra el estrés y demás problemas del sistema nervioso: Por sus grandes efectos energéticos este aceite se usa para controlar el estrés y así tratar los trastornos nerviosos, así como la fatiga menta. Algunos estudios dicen que este aceite puede que tenga un efecto parecido a los psicoestimulantes.

Podemos decir que, además de estos claros beneficios para nuestra salud, se puede usar también como repelente natural de insectos. La frescura de la menta, puede ser de ayudar al alivio de la comezón que ocasionan los insectos, bloqueando la sensación.

¿De qué se compone el aceite de menta?

Los estudios sobre el aceite esencial de menta han concluido que dos de sus componentes principales son el mentol y la mentona, por lo que el aceite de menta se usa de forma común en pastillas, pastas dentales, o aceite para masaje. Además, está presente también el metil acetato, limoleno, beta-pileno y beta-cariofileno.

¿Cómo funciona el aceite de menta?

Aunque gusta comprar productos que tengan aceite de menta, lo mejor es usarlo entero, esto da mejores resultados. Lo que no debe usarlo nunca es sin diluir, pues podría ocasionar irritación en la piel sobretodo en las personas que tengan la piel sensible. Primero se diluye y luego solo se usa si un experto calificado está presente.

Este aceite tiene gran sensibilidad a la luz y le daña el calor, por lo que solo debe guardarse en lugares frescos y oscuros en botellas selladas de forma hermética. Interesa mantenerlo lejos de otros aceites, ya que puede afectar a su composición.

¿El Aceite de Menta es seguro?

El aceite de menta es seguro si lo usamos en pequeñas cantidades en la mayoría de los adultos, aunque puede ocasionar efectos secundarios en personas sensibles a él. Los siguientes grupos de personas deben evitar este aceite esencial o si lo usan que solo sea después de consultarlo con el médico:

  • Mujer que se encuentren embarazadas: Está demostrado que la menta disminuye la producción de leche, por lo que se debe tomar moderadamente al finalizar el embarazo.
  • Niños menores de siete años: No utilizar sin diluirlo por su toxicidad.
  • Diabéticos: Usar este aceite aumenta el riesgo de tener hipoglucemia (cantidad baja de azúcar en sangre)
  • Personas con hernia de iato o reflujo gastroesofágico: La menta, es posible que relaje el esfínter entre el estómago y el esófago. Esto causa que el ácido suba al esófago.
  • Personas que tengan problemas en la vesícula: El aceite de menta puede ocasionar inflamación en la vesícula, por lo que las personas que se diagnostiquen con cálculos, deberían consultar al médico, antes de usar el aceite de menta.
  • Personas que tomen antiácidos: Este tipo de medicamentos hacen que el aceite de menta tomado en forma de cápsula se descomponga con facilidad, aumentando el riesgo de acidez.

Algo que recomendamos encarecidamente es evitar el aceite de menta como estimulante, pudiendo interferir con el sueño. La sobredosis de aceite de menta puede causar:

  1. Erupciones cutáneas
  2. Respiración irregular
  3. Dolores abdominales o diarreas
  4. Náuseas o vómitos
  5. Problemas urinarios
  6. Depresión
  7. Convulsiones
  8. Pérdida de la conciencia

Lo más recomendable es que hable con un médico antes de tomarlo.

Comprar Aceite de Menta online:


Otras lecturas recomendadas: