Todo sobre aceites

Aceite de krill

El krill (Euphausiacea) es un crustáceo muy pequeño, similar al camarón, que se alimenta de fitoplancton. Ha sido una fuente de alimento tradicional desde el siglo XIX, habitando los mares de la Antártida, Rusia, Japón, y la costa de Vancouver.

El aceite de krill se ha hecho conocido fundamentalmente por su alto contenido en antioxidantes y ácidos grasos omega-3. Sus beneficios se extienden por todo el organismo, mejorando el sistema inmunológico, circulatorio, el perfil lipídico, reduciendo la inflamación, y muchos más. Acompáñanos y descubre todas sus grandes propiedades, usos y beneficios.

Este aceite natural se extrae y se vende como un suplemento nutricional, normalmente en forma de perlas, especialmente por su composición ideal, que combina perfectamente sus propiedades antioxidantes con todos los beneficios del ácido omega-3 para la salud.

Composición

Es una fuente alimentaria muy alta en proteínas y baja en grasas. Puede considerarse como el único aceite marino que combina los beneficios de los fosfolípidos, antioxidantes, y ácidos grasos omega-3. Detallando un poco más cada uno de estos:

  • Fosfolípidos: Estos componentes participan en numerosos procesos del organismo, formando parte fundamental de la membrana celular. Aporta fosfatidilcolina, fosfatidiletanolamina, y fosfatidilinositol, los cuales juegan un papel importante en el buen funcionamiento de la memoria, el corazón, los músculos, el estado de ánimo, entre otros.
  • Ácidos grasos omega -3 (DHA y EPA): el cuerpo humano necesita mantener un equilibrio entre los ácidos grasos omega-3 y omega-6; este último se ingiere en mayor proporción en la dieta, sin embargo se ha observado una mayor deficiencia en omega-3 lo cual repercute negativamente en la salud.

El aceite de krill contiene generosas cantidades de ácido docosahexaenoico (DHA) y ácido eicosapentenoico (EPA). Un gramo de este aceite posee 150 mg de EPA y 90 mg de DHA; además cuenta con una menor proporción de omega-6 y -9.

  • Antioxidantes: contiene vitaminas E y A, un flavonoide, y la Astaxantina, un pigmento que otorga el color característico al Krill. Según los estudios, la mayor parte de su poder antioxidante es producida por el carotenoide.

Beneficios y propiedades del aceite de Krill

En términos generales, el consumo regular de aceite de krill juega un papel importante en:

  • Control de azúcar en sangre.

Se puede afirmar que hoy contamos con estudios y evidencias científicas suficientes para constatar la eficacia del aceite de krill en la reducción del riesgo de padecer diabetes tipo 2, síndrome metabólico, e incluso obesidad.  Todo esto mediante la reducción de los niveles de grasa en el corazón de hasta un 42% y, además, un 62% de reducción de lípidos en el hígado.

  • Control lipídico (niveles de colesterol).

Ayuda a mantener niveles sanos de colesterol; esto se demostró mediante un estudio realizado en la universidad de McGill en Montreal, donde se dividieron a los participantes en cuatro grupos distintos con diferentes dosis, comparando la ingesta de aceite de Krill frente al aceite de pescado. Los resultados mostraron una mayor estabilidad y mejor mantenimiento de los niveles de colesterol, multiplicado por dos en aquellas personas con ingesta de aceite de krill.

Tras 12 semanas de uso, se revelaron los siguientes resultados en el control de colesterol y triglicéridos:

  • Una disminución de la colesterina de hasta un 13%.
  • Una disminución del colesterol malo, denominado según sus siglas LDL, de un 32%.
  • Disminución de los triglicéridos en un 11%.
  • Aumento del colesterol bueno, denominado según sus siglas como HDL, de hasta un 44%.
  • Salud vascular.

Una manera de medir el riesgo y la salud vascular, consiste en calcular los niveles de PCR en el cuerpo (proteína C- reactiva). Según el estudio publicado en el Journal of the American College of Nutrition, el aceite de krill reduce los niveles de esta proteína y mantiene sanas las vías inflamatorias.

Se midieron los niveles de PCR tres veces durante el estudio; al inicio, pasada una semana y pasadas dos semanas, obteniendo los siguientes resultados:

  • Después de los 7 días, se logró una reducción de los niveles de PCR en un 19,3%.
  • Después de los 14 días, las personas con una ingesta de 300 mg diarios de aceite de krill lograron reducir los niveles de PCR hasta en un 29,7%.
  • Memoria y aprendizaje.

La pérdida de la nitidez se presenta y la claridad de la memoria se va deteriorando a medida que pasan los años; sin embargo, los científicos muestran los grandes beneficios para la salud cerebral de este aceite natural, incluyendo:

  • Mejora la concentración.
  • Mantiene la integridad celular.
  • Estimula la memoria.
  • Favorece el aprendizaje.
  • Concentración.

Estudios realizados en 30 adultos distintos con dificultad de atención, demostraron que tras los 90 días de tomar el aceite de krill como un suplemento mejoró notablemente su concentración mental.

  • Función del sistema nervioso y anti-depresivo.

La presencia de omega-3 juega un papel importante en la prevención de enfermedades neurodegenerativas, contribuyendo a la salud mental a partir de cierta edad, en especial los niveles de DHA los cuales se convierten en sustancias neuro-protectoras, y son sumamente importantes para el sistema nervioso.

Por ejemplo, enfermedades como el Alzheimer se relacionan con los niveles reducidos de neuroprotectores. También juegan un papel importante en el recubrimiento de las neuronas (mielina), las cuales se componen en un 70% de grasas.

Estudios realizados en el año 2010, demostraron la correcta función de neuro-señalización y salud del cerebro en general por parte de estas grasas. También demostró su eficacia en trastornos psicóticos, siendo una alternativa segura para este tipo de medicamentos, inclusive en el retraso de la esquizofrenia.

Las bajas concentraciones de estos ácidos grasos se relacionan también con los cambios y trastornos de humor, y la depresión.  Protege a las células y disminuye los trastornos mentales incluyendo la dislexia y el autismo.

  • Fortalecimiento del sistema inmunológico.

En comparación con otros aceites de pescados, este óleo es rico en antioxidantes (astaxantina), los cuales inhiben la oxidación y neutralizan el efecto de muchos radicales libres. La ingesta de suplementos antioxidantes ayuda a mejorar el sistema inmunológico, así como otros aspectos de la salud.

  • Alivio del síndrome premenstrual y dolores durante este período.

Uno de los beneficios más amados especialmente por todas las mujeres, son los efectos para aliviar los síntomas premenstruales y los dolores durante este período. Este aceite natural tiene la capacidad de aliviar la angustia PMS, así como los dolores más comunes, entre estos: el malestar de los calambres,  leves cambios de humor, y  la indeseada retención de líquidos.

Tras 3 meses de uso constante, se observan los siguientes resultados estimados:

  • Irritabilidad reducida en hasta un 47 %.
  • Retención de líquidos disminuida en hasta un 37%.
  • Depresión disminuida en hasta un 40%.
  • Dolores abdominales reducidos hasta en un 33%.
  • Salud de piel, músculos y articulaciones.

El poderoso antioxidante (astaxantina) se asocia directamente con la defensa contra los radicales libres, lo que ayuda a lucir una tez de ensueño. Contrarresta los efectos del envejecimiento y mejora la salud de la piel.

En cuanto a los dolores musculares y articulares, los estudios han demostrado la efectividad del aceite en la lubricación de articulaciones, disminuyendo la rigidez, aumentando la movilidad general y disminuyendo la angustia que involucra esta afección. Se observaron resultados tras 14 días de uso constante, lo cual indica la agilidad de la cual dispone.

Osteoartritis – reduce el dolor y la rigidez en personas que padecen de esta enfermedad, las investigaciones revelan que basta con la ingesta de 300 mg de productos específicos con aceite de krill para tratar estos síntomas.

Artritis reumatoide – las primeras investigaciones revelan también que la ingesta de 300 mg de aceite reduce el dolor y la rigidez en las articulaciones de las personas que padecen de este tipo de enfermedad.

En el tratamiento de dolores articulares, tras una semana se publicaron los siguientes resultados:

  • Una disminución del dolor de hasta un 24%.
  • Una disminución de la rigidez articular en un 22%.
  • Un aumento de la flexibilidad en hasta un 16%.

 Reducción de los signos de envejecimiento.

Aumentar el consumo de ácidos grasos omega-3. Actúa directamente sobre los telomeros, reduciendo y previniendo el acortamiento de los mismos, lo cual tiene una repercusión importante en el envejecimiento.  La ruptura de los telomeros por parte de radicales libres se puede evitar con el consumo de este aceite, e incluso puede disminuir la velocidad de envejecimiento y las posibilidades de enfermar por diversas causas.

Comprar aceite de Krill online

Encontramos muy buenas opciones por internet. Aquí algunas recomendaciones:

Dosis y efectos secundarios

La dosis apropiada para la ingesta de aceite de krill depende de diversos factores, como por ejemplo: la edad, la salud, y otras condiciones.  Es importante tener en cuenta que la dosis de estos aceites es delicada, y consumir por encima de esta no tiene beneficios seguros. Los diversos productos tienen instrucciones a seguir, además es importante siempre consultar con un médico o algún especialista de la salud acerca de la dosis apropiada según la condición propia.

La calidad es sumamente importante al elegir este tipo de suplementos;  buscar una marca que procese en frío es una forma de garantizar todos los beneficios biológicos. Es importante cerciorarse de que no se utilice hexano en la extracción del aceite y que muchos de estos pueden resultar riesgosos o poco beneficiosos para la salud.

Es un aceite para uso seguro en la mayoría de los casos, preferiblemente para un consumo de corto período de tiempo. Es probable que pueda ocasionar efectos secundarios como por ejemplo ardor de estómago, mal aliento, malestar estomacal, nauseas, diarrea, etc.

Advertencias especiales:

  • Embarazo y lactancia: no se ha recaudado suficiente información acerca del uso de este aceite en mujeres embarazadas o en período de lactancia, por lo que debe tenerse especial cuidado y evitar el uso.
  • Alergia a los mariscos: algunas personas presentan alergia a esta clase de crustáceos, lo que influye igualmente en este aceite natural. No hay información confiable al respecto, sin embargo hasta no tener mayor información se recomienda la abstención del consumo en personas susceptibles a este tipo de alergias.
  • Cirugías: puede presentar retraso en la coagulación sanguínea y por ende un mayor sangrado durante y después de una cirugía. Es recomendable dejar de usar este aceite al menos dos semanas antes de someterse a una intervención quirúrgica.

Precauciones con interacciones del aceite

Interactúa con algunos medicamentos, por ejemplo con los medicamentos que retardan la coagulación. Tomar este aceite con medicamentos que cumplan esta función puede aumentar la probabilidad de presentar hemáticos y sangrado. Entre estos medicamentos se encuentran la aspirina, el ibuprofeno, naproxeno, heparina, enoxaparina, entre otros.

Otro medicamento con el cual interactúa es el orlistat, utilizado para evitar la absorción de las grasas dietéticas. Se recomienda utilizar con intervalos de dos horas aproximadamente, ya que no se sabe con exactitud si el medicamento puede disminuir la absorción del aceite.


Otras lecturas sobre aceites: