Todo sobre aceites

Aceite de Coco

El aceite de coco es actualmente uno de los aceites vegetales más conocidos y utilizados en todo el mundo. Su popularidad es bastante reciente y va en aumento, sobre todo conforme cada vez más estudios e investigaciones avalan su riqueza y alto valor para la salud.

Este aceite es empleado para uso alimenticio y también con fines cosméticos, teniendo la ventaja de ser un aceite de oxidación lenta y por tanto muy resistente al enranciamiento. Aun así, algunas organizaciones para la salud avisan que debemos consumirlo de manera moderada, debido a la presencia de ácidos grasos saturados.

Composición del aceite de coco

Su composición se basa en un 90% de grasas saturadas, en compañía de otras grasas insaturadas (tales como el a. g monoinsaturado y el poliinsaturado), sin embargo esto no quiere decir que tenga beneficios negativos para la salud. Observemos de forma más detallada su composición:

  • Ácidos grasos saturados: En su gran mayoría está compuesto por triglicéridos de cadena media, entre estos el principal se conoce como ácido láurico, representando un 40% de su composición, seguido del ácido cáprico, ácido miristico, y palmítico.
  • Ácido Oleico (ácido graso monoinsaturado).
  • Ácido linoleico (ácido graso poliinsaturado).
  • Derivados de algunos ácidos grasos como los esteres grasos, monoglicéridos, betaínas, etanolamida, entre otros.
  • Poli-fenoles: El coco contiene acido fenólico, también conocido como ácido gálico. Estos polifenoles son los responsables de darle el sabor y la fragancia característica al aceite de coco, siendo el aceite de coco virgen el tipo más rico en estos.
  • Vitamina K, E y otros minerales como el hierro.
  • Ciertos derivados de los alcoholes grasos; sulfato de alcohol graso, cloruro de graso, sulfato de éter de alcohol graso.

Fuente

El aceite de coco deriva esencialmente de la copra del coco. Se conoce como “copra” a la pulpa seca de esta fruta, por esta razón a este aceite lo encontramos algunas veces también con el nombre de aceite de copra.

Se observan diferentes formas para su extracción, por lo que es posible diferenciar una gran variedad de tipos:

  • Aceite de coco virgen: Es un método netamente mecánico. Es el que más respeta las propiedades naturales, ya que su composición no se ve alterada con elementos químicos o sustancias artificiales. Es el método más tradicional y con mayor antigüedad. El producto que queda incrementa el aroma y mantiene todo el sabor y resto de propiedades organolépticas del coco.
  • Aceite de coco RBD: estas iniciales son sinónimo de Refinado, Blanqueado y Desodorizado. Aunque no es tan puro como el virgen, es una opción ideal para fines cosméticos y para cocinar. Su aroma es menos característico, con menos trazas que nos recuerden al típico olor a coco.
  • Los procesadores de aceite de coco convencionales utilizan disolventes como el hexano para extraer una mayor proporción de aceite que mediante el uso de molinos. Este aceite no es utilizado con fines alimenticios.
  • Aceite de coco hidrogenado: Es una variedad del aceite menos saludable debido a que la pequeña cantidad de ácidos grasos insaturados se encuentran también hidrogenados, e incluso podría contener grasas trans dañinas.

Propiedades saludables del aceite de coco

Observemos la gama de variedades terapéuticas y medicinales del aceite de copra:

  • Inmunomodulador: la ingesta de este aceite vegetal en presencia de una cantidad óptima de zinc fortalece y estimula la función del sistema inmunológico.
  • Efecto hipolipemiante: Con una ingesta adecuada es posible mejorar el perfil lipídico (proporción de distintas grasas que tenemos en nuestro cuerpo).
  • Anti-hongos: El ácido cáprico, ácido láurico y el ácido caprílico son considerados como algunos de los compuestos antifúngicos más fuertes. Todos estos están presentes en el aceite de coco.
  • Anti-viral: El efecto antiviral del aceite de copra es muy potente. Según diversos estudios se ha demostrado actividad inmune frente a muchos virus conocidos, como por ejemplo; visna, hepatitis C, virus de Epstein Barr, entre otros virus revestidos de lípidos.
  • Efecto contra las caries: Al retrasar la acumulación de la placa dental se ve reducido de igual manera el riesgo de caries.
  • Antitrombótico: El aceite de coco tiene un efecto beneficioso para el sistema circulatorio, disminuyendo notablemente el riesgo de presentar coágulos de sangre.
  • Cardioprotector: la ingesta del aceite virgen de coco tiene un efecto protector del sistema cardiovascular, reduciendo el colesterol dañino LDL y aumentando el colesterol bueno HDL.
  • Antibacteriano: El efecto antibacteriano con el que cuenta elimina un gran número de bacterias.
  • Emoliente: Cuenta con un efecto hidratante para las pieles secas, siendo una de las mejores opciones en cremas.
  • Apoptópica: el efecto apoptópico del aceite de copra induce la muerte celular programada.
  • Antioxidante: El daño celular inducido por radicales libres se ve reducido con la ingesta del aceite de coco virgen. Este tiene una gran cantidad de antioxidantes que se encargan de asegurar un estado de salud óptimo.
  • Protector solar: Cuando es aplicado sobre la piel ejerce un efecto de protección contra los rayos del sol suave.
  • Anti-acné: El acné es causado en ocasiones por bacterias, por lo que a pesar de su efecto comedogénico puede ayudar en la reducción del mismo.
  • Ayuda en la disolución de cálculos biliares.
  • Antiinflamatoria: Posee además un efecto antiinflamatorio efectivo de la piel.
  • Antiaterosclerótica: El efecto del ácido láurico combate ciertos patógenos, reduciendo el riesgo de padecer ateroesclerosis.

Usos y beneficios

Son múltiples los usos que se le han dado al aceite de coco, siendo utilizado en la industria, en los alimentos, y para uso a nivel personal. Entre los usos y beneficios más importantes en relación a la salud, se encuentran:

Beneficios del aceite de coco para la piel

El aceite de coco es uno de los mejores remedios para reparar las pieles secas. El efecto sobre la piel facilita la eliminación de las células muertas, así como cualquier infección que se esté desarrollando.  Utilizar este aceite vegetal inmediatamente al salir de una ducha garantiza una piel suave al tacto. Su efecto es tan potente que es una muy buena opción para proteger la piel en los inviernos más fríos.

Gracias a su efecto antifúngico y antibacteriano, supone una opción efectiva para eliminar cualquier infección en la epidermis.

Tratamiento para dermatitis

El aceite de copra alivia los síntomas de la dermatitis, actuando como un emoliente y nutriendo a las células externas de la piel. Además, evita el cultivo de bacterias en otras zonas afectadas por la dermatitis atópica.

Además, cuenta con otros beneficios directamente sobre la piel como:

  • Eliminación de los propionibacterium acnés, factor clave en la aparición de este.
  • Ejerce un efecto directo ante otras infecciones virales como el herpes, las úlceras bucales, etc.
  • Efectivo para contrarrestar infecciones por hongos como el pie de atleta, la candidiasis, infección en uñas, entre otros.

Beneficios del aceite de coco para el cabello

Aplicar con regularidad aceite de coco en el pelo ayuda a reducir la pérdida de proteínas, fortaleciendo el cabello y evitando así su ruptura. La aplicación del aceite puede hacerse con el pelo seco o húmedo, aumentando su efectividad sobre el cuero cabelludo si se aplica en forma de masaje caliente.

Gran acondicionador y restaurador del cabello

  • El aceite de coco puede ser utilizado como un potente restaurador para el cuero cabelludo, devolviéndole la vitalidad al cuerpo y las puntas del cabello.
  • También es utilizado para un desencrespado y alisado más rápido y sencillo.
  • Sin importar el tipo de cabello; ya sea rizado, liso, graso o seco, puedes mejorarlo calentando unas cucharaditas de aceite de coco en un bol por 20 segundos y aplicarlo directamente desde la raíz hasta las puntas.
  • Realiza suaves masajes para garantizar una mayor absorción y pasados los 30 minutos lava con abundante agua y tu champú habitual.
  • Basta con realizar este proceso 2 veces a la semana para lucir un cabello más bello y sano.

Hay que tener en cuenta que este aceite va más allá de ser un mero acondicionador. Proporciona una hidratación profunda para el cabello y aporta todos los nutrientes, reparándolo y haciéndolo más resistente a la caída.

  • Para liendres y piojos.

Las capacidades del aceite de copra para combatir los piojos y las liendres son excelentes. Muestra una eficacia similar a la del vinagre de manzana o el vinagre blanco. Es una opción ideal para tratar este problema en los más pequeños del hogar.

  • Alivia la Psoriasis

La aplicación del aceite de coco es muy útil en personas que padecen psoriasis del cuero cabelludo, aliviando la picazón y descamación del mismo. Tiene efectos en la disolución de células muertas y recuperación de la piel.

Efecto del aceite de coco en enfermedades cardíacas

El gran potencial antioxidante que tiene este aceite vegetal proporciona una clara mejora en el perfil lipídico. Facilita la disminución de las cantidades de colesterol LDL (el famoso “colesterol malo”) mientras que aumenta los niveles de colesterol bueno HDL. Así se disminuye notablemente el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Aun teniendo en cuenta sus efectos, poco haremos si no acompañamos el aceite de coco con una dieta equilibrada y hábitos alimenticios sanos, tratando de controlar la ingesta de grasas.

Metabolismo único de los triglicéridos de cadena media

Gracias a su longitud más corta, se metabolizan y se absorben de forma diferente a las grasas convencionales de cadena larga. Estos Triglicéridos de Cadena Media (MCT), como por ejemplo el ácido láurico, van directamente al hígado y se metabolizan rápidamente gracias a que son más solubles en agua y debido a su falta de necesidad de bilis para el proceso de ruptura, lo que facilita la descomposición y absorción.

Una alta concentración de MCT en la dieta induce a una cetosis en el hígado que resulta muy positiva en casos particulares, como por ejemplo en la epilepsia intratable.

Eficacia en el tratamiento del Alzheimer

La enfermedad de Alzheimer supone una de las lacras a las que tiene que enfrentarse la sociedad moderna. De momento las investigaciones van por buen camino, pero todavía no se conoce totalmente el mecanismo de acción y el desarrollo de esta enfermedad.

El aceite de coco podría tener una influencia positiva indirecta desde el punto de vista de la prevención y protección neuronal, constatándose evidencias que sugieren que las cadenas de triacilglicéridos medias previenen el daño a las neuronas. Estos ácidos grasos son; el ácido láurico, caprílico y cáprico.

Agente anti-viral

Virus como el herpes, la hepatitis B y C, el VIH entre otros más, desarrollan una capa de lípidos con la que pueden permanecer sin que el sistema inmune los detecte. El aceite de coco contiene ácido láurico, que se caracteriza por ser muy activo contra estos virus revestidos, haciéndolos más detectables por el sistema inmune.

Por esta razón es un aceite utilizado actualmente como suplemento nutricional en pacientes que están desarrollando enfermedades virales.

Fortalecimiento de los huesos

Como se mencionó anteriormente, el aceite de coco tiene un efecto directo en la capacidad de absorción de diferentes nutrientes, donde se incluye el calcio y el magnesio, importantes para el desarrollo de los huesos. Es por esto que es un aceite vegetal muy utilizado en personas propensas a padecer de osteoporosis.

Beneficios en la digestión

Ayuda a mejorar la digestión a la vez que previene problemas del estómago, incluyendo el síndrome de intestino irritable.

También facilita la absorción de diferentes nutrientes como los aminoácidos, las vitaminas y los minerales.

Tiene un efecto saciante que lo hace un buen aliado en dietas de todo tipo.

Diabetes

Su uso es muy útil para controlar la diabetes tipo 2. Se dice que actúa preservando la función de la insulina, reduciendo también el riesgo a desarrollar una posible obesidad en el futuro.  La diabetes tipo 2 se denomina como “resistencia a la insulina”, y se da cuando las células no detectan a la hormona, por lo que se deteriora el metabolismo de los carbohidratos y las grasas.

¿Dónde comprar aceite de coco?

Es recomendable comprar aceite de coco preferiblemente virgen y de una marca de prestigio. En países como India, Malasia, Filipinas, e Indonesia se da una mayor producción de este aceite virgen debido a la tradición en el uso de este aceite junto a unas condiciones ideales para la producción de coco. El asunto es un poco más complicado para los países que no producen el aceite, como es el caso de Canadá, gran parte de Europa y los Estados Unidos.

Algunas recomendaciones de un sitio fiable como Amazon:

Comprueba siempre la fecha de fabricación y asegúrate que siempre lo mantienes bien cerrado.

Cocinar con Aceite de Coco

En la cocina es un aceite utilizado especialmente para freír alimentos. A pesar de su alto contenido en grasas saturadas y del pensamiento de muchos que las temen, su uso culinario es cada vez más popular. Su sabor está ya asociado a muchos tipos de cocina, pero sobre todo se usa en el sur de Asia.

 

Remedios caseros con Aceite de coco

Además de sus diversos usos y potentes beneficios para la salud, el aceite de copra también es utilizado para la solución de problemas más cotidianos, entre estos:

  • Aliviar la irritación después de cada afeitado
  • Promover el crecimiento y el endurecimiento de las uñas
  • Hidratación de diversas partes del cuerpo, como por ejemplo talones o labios agrietados. Es también utilizado en el tratamiento de la celulitis y de las ojeras
  • En niños es muy útil para la dermatitis ocasionada por el pañal.
  • Es también utilizado en muchos casos como acompañante en la fabricación de jabones caseros
  • Calmar la comezón ocasionada por las picaduras de mosquitos

¿Puede el aceite de coco ser nocivo para la salud? Dosis segura y toxicidad.

Como en muchas situaciones de la vida, todo en exceso resulta dañino para la salud. En este caso el aceite de coco es considerado muy seguro. Sin embargo su ingesta debe ser muy prudente y administrarse de manera adecuada, en cantidades moderadas. Por ejemplo, cuando se empieza a tomar basta con una cucharadita.

Ten en cuenta que 100 gramos de este aceite vegetal contiene la siguiente proporción:

  • 86,5% de grasas saturadas.
  • 1,8% de grasa poliinsaturada.
  • 5,8% de grasa monoinsaturada.
  • 0,5 g vitamina K.
  • 0,04 mg Hierro.
  • 09 mg vitamina E.

La ingesta inadecuada del aceite de coco puede causar efectos secundarios como vómitos y dolores abdominales fuertes.

Almacenamiento y compra de aceite de coco

Este aceite vegetal es considerado uno de los más estables, con un tiempo de vida útil aproximado de dos años.  Esto es una propiedad muy funcional para comprar aceite de coco en suficiente cantidad sin necesidad de preocuparse por el almacenamiento y el tiempo de enranciamiento.

 


Otros aceites recomendados: