Todo sobre aceites

Aceite de argán

El origen del aceite de argán es a través del fruto del árbol de argán, especie endémica de Marruecos, pero que hoy en día es cultivado en otras partes del mundo, siempre que se den las peculiares condiciones que exige la planta. Actualmente es reconocido como uno de los mejores aceites de uso cosmético, teniendo gran potencial y eficacia en la solución de algunos problemas internos de salud.

Información nutricional

Es un aceite reconocido por su riqueza y reserva nutricional: aproximadamente el 80% de su composición son ácidos grasos insaturados, con poca proporción de ácidos grasos saturados. Posee además de sus macronutrientes, muchos micronutrientes que otorgan mayores beneficios para la salud.

En 100 gramos se encuentra:

  • 47% ácidos grasos monoinsaturado.
  • 33% ácidos grasos poliinsaturados.
  • 20% de grasos saturados.
  • Vitamina E.

Fuente del aceite de argán

Este árbol se denomina científicamente Argania Spinosa.  Es una especia endémica de Marruecos y algunas otras zonas semidesérticas del oeste de Argelia.

El argán puede crecer hasta los 10 metros de altura y se caracteriza por ser muy longevo, pudiendo llegar a 200 años algunos ejemplares. Posee espinas y un tronco muy rugoso. Sus hojas miden unos 4 centímetros, mismo tamaño aproximadamente que el fruto,  de donde obtendremos el preciado aceite.

Para extraerlo hay que eliminar la piel exterior y romper una cáscara durísima, alcanzando las delicadas semillas interiores.

Para su producción suelen emplearse dos formas o filosofías distintas: un método tradicional y uno comercial.

  • Método tradicional: Es uno de los métodos más utilizados por las mujeres bereberes en Marruecos. Mediante este método la pulpa es extraída tras secar el fruto al sol. Otro método tradicional es recoger los granos de los excrementos de la cabra. Tras ser digeridos, los núcleos del fruto de argán pasan a través del intestino y se hacen más suaves al agrietamiento, facilitando la extracción.

Se trata de un método artesano que exige una dedicación y especialización total, ya que hay que romper la cáscara asegurándose que las semillas quedan intactas.

Una vez se hayan extraído y tostado los granos, son aplastados con una prensa y extraído el líquido viscoso, el cual es filtrado para producir el aceite.

  • Método comercial: Es un método utilizado únicamente con fines cosméticos y no comestibles. Su procesamiento no conlleva tostar los granos previamente, los núcleos son extraídos con prensado al frío o extractores químicos para producir un aceite de argán orgánico. Este método de prensado al frío sin filtrar el aceite es el más recomendado para fines del cuidado de la piel.

Propiedades del aceite de argán

El abanico de propiedades del aceite de argán es muy amplio, lo que lo hace adecuado especialmente para fines cosméticos. Tomándolo ingerido es algo más limitado, pero cuenta también con múltiples propiedades medicinales que lo hacen una buena opción.

  • Cicatrizante – Acelera el proceso de cicatrización.
  • Emoliente – Su aplicación en la piel ayuda a mantenerla hidratada.
  • Antioxidante – Reduce el daño ocasionado por los radicales libres, por lo que se considera un buen antioxidante.
  • Colerético – Activa la producción y secreción de la bilis.
  • Antidiabético – En los experimentos realizados en ratas se ha demostrado un efecto antihiperglucémico, por lo que puede considerarse como una forma para disminuir los picos de azúcar en sangre.
  • Antienvejecimiento – Su aplicación directa sobre la piel ayuda a mantenerla flexible, sana y fuerte.
  • Anti-grasa – La aplicación constante de aceite de argán durante dos veces al día por un mes, reduce la producción del sebo suprimiendo de forma natural el acné y la grasa.
  • Hipolipemiante – Ofrece un mejoramiento al perfil lipídico.
  • Antiaterogénico – El aceite argán contribuye a mantener sano el sistema cardiovascular, para contrarrestar las lesiones causadas por la aterosclerosis
  • Quimiopreventivo – Según diversos estudios, se encarga de inhibir o retardar el crecimiento de células malignas.
  • Hepatoprotector – Contribuye a la protección del hígado, garantizando una mayor salud de este órgano esencial.
  • Hipocolesterolémico – reduce los niveles de colesterol dañino LDL y aumenta el colesterol bueno en sangre HDL.

Beneficios cosméticos

Los usos y aplicaciones que se le pueden dar a este aceite son muy variados, tanto con fines cosméticos como fines de bienestar y salud general. En primer lugar, trataremos los beneficios cosméticos:

Aceite de argán para el pelo

  • El tratamiento caliente con aceite d30e argán es maravilloso para el cuidado del pelo.
  • Su tratamiento consiste en aplicar una cantidad extensa de aceite caliente en el cuero cabelludo húmedo y luego cubrirlo con un gorro. El tiempo de acción es aproximadamente de una hora, o puede dejarse durante toda la noche para obtener mejores resultados. El cabello debe lavarse con agua fría, dándole un aspecto más suave y manejable.
  • Protege al cabello de los daños relacionados al calor.
  • Ofrece un mayor manejo especialmente para cabellos agresivos como rizos fuertes.

Champú con aceite de argán

Otra forma de incluirlo en la rutina para el cuidado del cabello es la elaboración de un champú casero a base de este aceite. Para elaborarlo sólo se necesita:

  • ½ taza de agua limpia
  • ¼ de taza de jabón líquido
  • 1 cucharada de aceite de argán
  • 2 o 3 gotas de aceite esencial

Se junta todo en una botella y se remueve antes de cada uso.

Remedio contra el acné

Es una muy buen opción en el tratamiento del acné; reduce la actividad y producción del sebo, lo que elimina a su vez el exceso de grasa. Puede aplicarse de forma localizada sobre el acné, en conjunto a un aceite de árbol de té.  Su preparación consiste en;

  • 30-40 ml de aceite de argán
  • 7 gotas de aceite de árbol de té

Este aceite tiene una comedogenicidad de 0, por lo que no obstruye los poros y no supone ningún tipo de riesgo para la piel.  Las propiedades curativas para la piel del aceite de argán eliminan las cicatrices producidas por el acné.

Aceite de argán para las pestañas

Fortalece las pestañas y aumenta su espesor, haciéndolas más abundantes y resistentes a la caída. Truco para fortalecer las pestañas mediante el aceite de argán:

  • 2 o 3 gotas de aceite
  • Marcará de pestañas habitual

Añade el aceite a la máscara de pestañas y mezcla por unos minutos hasta que quede homogéneo. Es una forma de fortalecer las pestañas con el uso habitual de la máscara propia.

Para las uñas

Es un remedio muy efectivo para endurecer las uñas frágiles y delgadas. Para fortalecer las uñas realiza una mezcla de aceite de argán con jugo de limón y sumerge por 10 minutos dos veces al día las uñas. Esta preparación restaura el espesor y otorga una mayor resistencia y elasticidad a las uñas.

Aceite de argán para reducción de ojeras y arrugas

Los altos niveles de vitamina E y otros nutrientes hacen del aceite de argán un excelente remedio para el cuidado y el rejuvenecimiento de la piel.  La aplicación regular de este aceite garantiza la reducción de las ojeras y las arrugas alrededor de los ojos.

Más usos del Aceite de Argán:

Para los talones

La aplicación directa en los talones agrietados repara considerablemente esta condición de forma rápida.

Aceite de argán para la barba

La aplicación de este aceite sobre la barba suaviza la piel y hace el pelo de la barba más receptivo a otros productos.

Para el brillo de la piel

Basta con agregar dos o tres gotas de aceite de argán a la crema hidratante habitual para impartir un mayor brillo a la piel.

Aceite de argán para los labios

Para hidratar los labios y eliminar la descamación es posible mezclar gotas de aceite de argán con terrones de azúcar.  Es un remedio efectivo para algunas situaciones donde se presentan heridas menores a causadas por el frío.

Estrías y cicatrices

Una de sus propiedades más efectivas e importantes es de regenerador de la piel,  es por esta propiedad que se hace aconsejable el uso diario para la atenuación de las estrías y prevenir la aparición de las mismas durante el embarazo.

Conseguir un bronceado homogéneo

Para evitar las molestas manchas al momento de optar por un bronceado, exfolia la piel para eliminar las células muertas y aplica gotas de aceite por todo el cuerpo previo al protector solar.

Beneficios del aceite de argán ingerido

Mejoramiento del sistema cardiovascular

  • La salud cardiovascular depende en gran medida de los niveles de colesterol LDL y HDL. El aceite de argán mantiene un perfil lipídico sano, reduciendo la oxidación de colesterol dañino.
  • Posee un efecto antiaterogénico, que impide la formación de los ateromas en las arterias.
  • Reduce el riesgo de ataques al corazón.
  • Participa en el control de la presión arterial.

Efecto Antioxidante

La ingesta de aceite de argán capta radicales libres protegiendo al cuerpo del daño progresivo que es causado por estos radicales a las células. Esta capacidad antioxidante se debe en mayor parte a sus niveles de vitamina E.

Otros usos del aceite de argán

  • Es utilizado para freír, con un punto de humo a 420° F.
  • Es utilizado como un aceite culinario.
  • Su fuerte sabor a nuez lo hace un acompañante perfecto para ensaladas.

Problemas de toxicidad y dosis segura

No se encuentra mucha información al respecto en cuanto a la seguridad de este aceite, sin embargo, algunos indicios señalan que puede ser un irritante potencial, que en ocasiones puede causar inflamación, erupciones, entre otros. Es por esto que se aconseja un uso moderado del mismo.

Comprar aceite de argán

Algunas opciones recomendadas si quieres adquirir aceite de argán de manera online:

Almacenamiento del aceite de argán

Es un aceite muy resistente a la rancidez, sin embargo debe mantenerse en un lugar fresco y oscuro. Se debe ser muy cuidadoso a la hora de comprar aceite de calidad, debido a que en ocasiones estos aceites pueden estar alterados con otros productos de relleno que pueden no actuar de la manera deseada.


Lecturas relacionadas: