Todo sobre aceites

Aceite de árbol de té

El aceite de árbol de té se obtiene de la destilación de las hojas de un pequeño árbol endémico de Australia, cuyo nombre científico es Melaleuca alternifolia. Más que un árbol es un arbusto de hojas estrechas y aromáticas, con flores blancas y algunos frutos en forma de copa que son leñosos.

Se considera uno de los aceites más versátiles que podemos encontrar. Su centenar de componentes, usos y aplicaciones le han otorgado un campo especial al cuidado de la salud y personal.  Sin embargo, no se encuentra exento de algunos efectos secundarios, por lo que debes tener en cuenta algunas pequeñas consideraciones.

¿Cómo se obtiene el aceite de árbol de té?

Su extracción se lleva a cabo mediante procesos industriales orientados sobre todo a mantener todas las propiedades esenciales.

El principio activo del árbol de té es su aceite esencial; un líquido transparente, entre incoloro y color ámbar pálido, con un olor fuerte característico. Se obtiene de las hojas y ramas frescas por destilación.

El método principal para la extracción es llevado a cabo mediante la destilación a vapor, con alambiques.  Es un proceso efectivo para separar las impurezas del aceite.  Su obtención muestra un rendimiento considerablemente bajo, aproximadamente unos 9 litros por cada tonelada de árbol recolectado.

En principio no posee efecto irritante ni tóxico si es utilizado de manera correcta vía tópica. Sin embargo, se debe tener especial cuidado al aplicarlo en pieles sensibles.

Propiedades, ¿para qué sirve el aceite de té?

  • Antimicrobiano – es un aceite esencial para combatir microorganismos, tanto hongos como bacterias. Es considerado un remedio natural muy famoso para algunas infecciones como el pie de atleta.
  • Su uso aplicado a la dermatología, es muy parecido al aceite de argán – Se recomienda para tratar el acné leve, la dermatitis y el eczema. Sin embargo es importante consultar al médico para estos usos.
  • Se emplea como antiviral, en dolores de garganta, otitis, gripes, constipados y casos de catarros.
  • Propiedad cicatrizante – favorece a la cicatrización de heridas, pero no se debe aplicar en heridas abiertas bajo ningún concepto.
  • Propiedad para combatir los piojos.
  • Antimicótico, efectivo para combatir infecciones causadas por hongos, tales como la candidiasis.
  • Utilizado a largo plazo, reduce el tamaño de verrugas.
  • Tratamiento efectivo para eliminar las garrapatas o las pulgas de los animales.
  • Contribuye a la protección del cutis y cabello, manteniendo la hidratación natural en pieles secas. No se recomienda para pieles excesivamente grasas.

Aplicación, usos y beneficios.

Como has visto, los beneficios del aceite de árbol de té son realmente extensos, siendo utilizado como remedio para multitud de problemas relacionados con la salud. A continuación te lo mostramos más al detalle:

  • Uso mediante gárgaras – en caso de dolor de garganta, se pueden realizar gárgaras con limón y miel. Se debe tener mucho cuidado ya que no se debe ingerir.
  • Directamente sobre la piel – generalmente es el método más común utilizado, su aplicación consiste en unas pequeñas gotas sobre la yema de los dedos y masajeando mediante movimientos circulares directamente sobre la piel. Puede utilizarse sobre la cara y el cabello.
  • Tratamiento del acné – se debe usar sobre la piel estando bien limpia. Se aplica una gota pura de aceite en cada grano, garantizando su absorción.
  • Tratamiento para el pie de atleta – se utiliza mediante el remojo de pies en agua, añadiendo previamente gotas de aceite de árbol de té y pomelo.
  • Pieles muy sensibles – Realización de masajes corporales con mezcla de almendras dulces. Puede potenciarse un efecto antioxidante añadiendo tocoferol.
  • Aplicación directamente sobre las uñas para su fortalecimiento.
  • Para el pelo – Tratamiento en cabellos para eliminar las liendres y los piojos – se debe lavar el pelo y distribuir el aceite por todo el cabello, se deja actuar media hora. Después aclaras y lavas con el champú habitual.
  • Aplicación directa sobre heridas o cortes – una vez formada la costra se aplica diluido sobre un aceite base.
  • Piel irritada por depilación – se diluye el aceite en un aceite base y se masajea la zona.
  • Tratamientos de hongos – se aplica dos veces al día durante dos minutos. Se debe mezclar el aceite de árbol de té con el de almendras y se masajea los espacios interdigitales. También se pueden realizar baños calientes con 10 gotas de aceite.
  • Picaduras de mosquitos – se aplica sin diluir sobre el área afectada.
  • Golpes y contusiones – se realizan masajes 2 veces al día en la zona afectada.
  • Herpes labial – se aplica mediante un bastoncillo en la zona afectada hasta que el herpes se haya secado.
  • Sinusitis, bronquitis, congestión nasal – se realizan vahos con agua caliente. Ponemos el agua a hervir y añadimos 10 gotas de aceite de té. Puede utilizarse en un humidificador para la descongestión. También puede aplicarse sobre el pecho para aliviar la tos.
  • Halitosis y encías inflamadas – deben utilizarse 5 gotas diluidas en un vaso de agua y realizar enjuagues 3 veces al día. Puede aliviar el dolor localizado y aliviar el mal aliento.
  • Dolores musculares, artritis, gota – tomar un baño caliente añadiendo 10 gotas de aceite de té.
  • Hemorroides – se diluyen 10 gotas en agua tibia para aliviar el escozor mediante baños de asiento. También se aplica directamente el aceite en la zona.
  • Cuidado para mascotas – sirve de antiséptico para heridas y eliminación de pulgas y garrapatas. Se aplica el aceite mediante esponjas empapadas con 10 a 20 gotas. La aplicación de algunas gotas en la cama puede ayudar a controlar los malos olores y alejar a las pulgas de las mascotas.
  • Repelente de insectos – se mezclan 7 gotas en medio litro de agua para esparcir por la casa.
  • Eliminar olores en cubos de basura – evita la proliferación de bacterias, evitando los malos olores.
  • Desinfectante – se realiza una mezcla de 25 gotas con medio litro de agua, se aplica en alfombras, asientos, sofás, etc.
  • Limpiador ecológico para el hogar – es un excelente limpiador natural y antiséptico para baños y cocinas.
  • Cuidados para el bebé – se aplica una mezcla muy diluida para calmar la irritación causada por el pañal, debido a que la piel es muy sensible.
  • Infecciones ginecológicas – se puede utilizar el aceite de árbol de té para luchar contra la cistitis, candidiasis, etc. Se aplica directamente sobre la zona una mezcla de 10 gotas con agua tibia.
  • Sarpullidos de sarampión y varicela – acelera la cicatrización y calma el picor ocasionado.
  • Tratamiento de la caspa – se añaden unas gotas al champú, es un excelente remedio para regularizar las glándulas sebáceas y calmar la irritación causada.
  • Quemaduras leves para el sol – se aplica sin diluir varias veces sobre la quemadura. Una vez formada la costra se aplica en un aceite base diluida. En caso de ser quemaduras de sol, se puede mezclar con aceite de lavanda o de coco y se masajea la zona con suavidad.
  • Alivia ojos hinchados – reduce el picazón molesto de los ojos hinchados; se hierve té verde con aceite esencial, se deja enfriar la mezcla y se coloca durante 20 minutos para obtener un alivio instantáneo.
  • Desmaquillante – es posible crear un desmaquillante propio; se diluyen 10 gotas de aceite de té con un poco de aceite de canola.
  • Desodorante – a la hora de querer optar por un desodorante casero, se puede realizar la siguiente mezcla: 1/3 de taza bicarbonato de sodio, ½ taza de maicena, cinco cucharadas de aceite de coco y 16 gotas de aceite de té.
  • En la aromaterapia se utiliza para promover las defensas del cuerpo.
  • En la alimentación únicamente es utilizado en ocasiones como un conservante alimenticio, en especial para cítricos, como una alternativa a otros conservantes químicos.

Composición química

Este aceite es una mezcla compleja de numerosos componentes. Los principales componentes químicos son alcoholes mono y sesquiterpénicos:

  • Terpineno-4-ol (29–45%)
  • γ -terpina (10–28%)
  • 1,8-cineol (4,5–16,5%)
  • α -terpina (2,7–13%)

¿Dónde comprar el aceite de árbol de té?

Como siempre la opción inmediata es en herbolarios y farmacias. Hoy en día también puedes comprarlo online, siempre en sitios confiables y de garantía.

Recomendaciones:

 

Contraindicaciones

Como cualquier extracto oleoso, el aceite de árbol de té no es la excepción a los efectos adversos o secundarios. Las principales contraindicaciones son las reacciones alérgicas, irritaciones, o cualquier efecto tras su ingesta (no debe ser ingerido bajo ninguna circunstancia).

  • Es posible presentar múltiples reacciones alérgicas en caso de padecer de esta reacción frente a plantas o vegetales, especialmente si pertenece a la familia arrayanes.
  • Está restringido su uso interno, se recomienda la preparación de soluciones para la halitosis siempre y cuando no se ingiera la solución.
  • Pueden resultar irritaciones tras su uso tópico, sin embargo esto se puede evitar al diluirlo con otros aceites como el de coco o jojoba. En caso de poseer una piel muy sensible se recomienda diluir con aceite almendras dulces.
  • Se debe tener especial cuidado al aplicarlo en animales, ya que también resulta bastante tóxico para ellos.

Se debe tener atención especial en el contacto con los ojos, no ingerirse. Su uso es únicamente por vía tópica y en la mayoría de los casos se debe diluir. Se debe tener presente que la ingesta puede ser motivo de diarreas, vómitos y confusión.

Su conservación correcta se realiza en lugares frescos, alejados de la luz y secos. No se debe utilizar ningún envase de plástico para su resguardo.

La información suscita en este artículo es meramente informativa, en ningún momento pretende sustituir el consejo de un médico profesional. Siempre es recomendada la visita a un profesional de la salud para evitar efectos secundarios y definir una dosis especifica.


Otros artículos sobre aceites: